Compartir

Santo Domingo.- El director general del Instituto Dominicano de Aviación Civil, Héctor Porcella, afirmó que la reciente reforma a la Ley 491-06 sobre Aviación Civil alinea el marco normativo de la seguridad operacional del país de acuerdo a los criterios establecidos por la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI) y a las recomendaciones formuladas por la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA).

Porcella explicó que la actualización de la Ley constituye el punto culminante de los esfuerzos desplegados por el país para conservar la categoría 1 de su sistema de aviación civil ante las implicaciones de la auditoría IASA iniciada el año pasado por la FAA para evaluar los niveles de cumplimiento del sector aeronáutico dominicano.

El titular del IDAC ponderó el esfuerzo mancomunado del presidente Luis Abinader y de las diferentes bancadas del Congreso Nacional para impulsar la aprobación de la reforma a la Ley, en un proceso que incluyó el estudio del proyecto en comisión y la celebración de consultas con la participación de diferentes representantes del sector.

Dijo que el compromiso del jefe del Estado y de las autoridades del Congreso refleja un gesto de alto sentido patriótico, al colocar el interés nacional por encima de los intereses políticos partidarios o particulares.

Sobre la auditoría IASA y la categoría 1

“Una auditoría IASA, aplicada de acuerdo a las normas de la OACI, tiene un cronograma y un programa de cumplimiento, que conlleva una primera visita de 5 días de trabajo con el IDAC para hacer la primera evaluación y presentar algunas observaciones; luego se agenda una Segunda y última reunión de revisión final para verificar si las observaciones de la primera reunión fueron solventadas, tras de lo cual nos notifican en un plazo de 45 días los resultados de la auditoría”, apuntó el funcionario.

Dijo que el equipo responsable del IDAC respondió con la debida eficiencia a todos los puntos y cuestionamientos planteados durante la evaluación.

Recordó que la Ley 491-06 de Aviación Civil sirvió de base en el año 2007 para que el país pudiera recuperar la Categoría 1 otorgada por la FAA, luego de permanecer por más de 13 años en la categoría 3, lo cual les impedía a las aeronaves comerciales de matrícula dominicana operar en territorio de los Estados Unidos.

Resaltó que cuando se recuperó la categoría 1 en el 2007, lo que se adoptó como ley fue prácticamente una réplica de la legislación estadounidense, lo que facilitó la decisión favorable de la FAA, en un momento en que la cantidad de líneas aéreas del país con capacidad para volar a ciudades de Estados Unidos, era insignificante, reduciendo a su mínima expresión los riesgos de seguridad operacional de la aviación dominicana.

El titular del IDAC indicó que luego de ese proceso no se adoptó un adecuado plan de mantenimiento para asegurar que la RD se mantuviera actualizada en términos de regulación, procedimientos, captación y actualización del personal técnico y otras acciones necesarias para mantener la seguridad operacional de acuerdo a los parámetros internacionales.

El país no estaba preparado para superar auditoría

Porcella manifestó que hace 4 años el país no estaba preparado para pasar la prueba de una auditoría de la FAA debido a que la aviación nacional mostraba notables retrasos en sus reglamentos y normas de cumplimiento.

“Reafirmo, como ya he dicho antes, que el país no estaba preparado para pasar la evaluación de la FAA ni en el 2020, ni en el 2021 ni en el 2022”, enfatizó el director general del IDAC.

Sostuvo que el esfuerzo desplegado por el IDAC en los últimos tres años para preparar a los técnicos nacionales, contratar asesores del más nivel, a fin de actualizar las normas y regulaciones de la aviación y aplicar nuevos métodos para mejorar las operaciones aeronáuticas, hizo posible superar las muchas debilidades que mostraba el sector.


Compartir